Toronjas D'gustar A

Toronja

Compartir

http://www.degustar.com.mx/articulos/nutricion-y-salud/toronja/ Escrito en Destacadas, Frutas y Verduras, Nutrición y Salud

Tags:, , , , , , , , , , , , , , ,

Hace millones de años que los cítricos comenzaron a poblar la tierra y, desde entonces, se han generado muchísimas variedades de ellos. La selección natural, las mezclas hechas por los agricultores y las mutaciones genéticas han dado lugar a nuevas plantas y frutos a través del tiempo. Aunque no se conoce con exactitud el origen de la Toronja, se cree que es relativamente reciente, alrededor del siglo XVII, probablemente a raíz de una mutación genética o de un cruce natural entre la naranja y el pummelo, una variedad cítrica caribeña.

Fue en la isla de Barbados donde, ya sea por mutación, cruce o por la visión de algún agricultor, surgió esta refrescante fruta. De allí, el cultivo de la Toronja se extendió por América y en siglos posteriores tuvo mucho éxito en Estados Unidos, donde se comenzó a producirla a gran escala.

Actualmente, Estados Unidos sigue siendo el líder mundial en la producción de Toronjas seguido por México, Argentina, Chipre, Israel, Sudáfrica y otras naciones de clima tropical. Buena parte del cultivo se destina a crear productos procesados, por lo que aunque no se consuma fresca, la Toronja forma parte de la alimentación de muchas personas.

De acuerdo al tono de su pulpa, la Toronja tiene distintas variedades:

  • La Blanca que es la más común tiene de hecho la pulpa de color amarillo. Son frutas de buena acidez, adecuado nivel de azúcar, pulpa firme y en general, excelente sabor. Los árboles de estas Toronjas son altamente resistentes, lo que también ha extendido su cultivo.
  • Las variedades pigmentadas, que en los últimos tiempos han cobrado mucho auge, deben su color rosa al licopeno, una tintura que se genera cuando la planta crece en zonas de temperatura alta. Su sabor es más intenso y son más jugosas que las Toronjas Blancas. De las Toronjas rosas, existen a su vez diversos tipos.

La Toronja tiene un alto contenido de vitamina C, por lo que es básica para mantener el buen funcionamiento de las vías respiratorias, para ayudar a sanar en caso de problemas en ellas y para mantener en óptimas condiciones el sistema inmunológico, sin contar que esta vitamina contribuye a prevenir muchas alergias.

Además, dentro de una dieta saludable, la Toronja ayuda a evitar problemas cardiovasculares, ya que mejora la circulación. Al mismo tiempo, refuerza las arterias y es excelente en la lucha contra las várices.

También fortalece la digestión y ayuda a procesar las grasas. Su bajo contenido de azúcar ha hecho de ella un elemento exitoso en las dietas para bajar de peso. La Toronja ayuda también a tener una piel sana, a limpiar el hígado, a mantener en buenas condiciones las vías urinarias y a luchar contra la anemia, ya que ayuda a que el hierro se absorba mejor.

La Toronja combate también la hipertensión, algunos problemas de los ojos y mejora los problemas causados por la gota y el reumatismo, pues elimina las toxinas que causan estos problemas.

Y, además de todo, la Toronja sirve para mantener sanas las encías o para sanarlas si tienen alguna enfermedad.

Esta riquísima fruta se puede consumir sola o ligeramente endulzada, en ocasiones se le hornea o se le combina con otras frutas o con vegetales, para crear deliciosas ensaladas. En algunos países se la prepara en almíbar o se hace de ella mermelada.

El jugo de Toronja puede consumirse solo o combinado y sirve también para crear numerosas bebidas procesadas que aprovechan el refrescante sabor de esta fruta. Como su cáscara es rica en pectina, sirve para dar consistencia a mermeladas y conservas de otras frutas.

Si la comes a gajos, la Toronja te aportará también su fibra, que te ayudará a mejorar notablemente la digestión. Y aunque no la vemos muy comúnmente en estas formas, la Toronja puede usarse para elaborar también dulces y postres como cualquier otra fruta.

Sugerencias D’gustar:

  • La Toronja y, especialmente su jugo, están contraindicados para quienes consumen ciertos medicamentos, por lo que es recomendable preguntarle a tu médico si existe algún riesgo personal.
  • La variedad roja tiene más antioxidantes que la blanca, así que si la consumes buscando este beneficio, te conviene elegir las pigmentadas.
  • Una buena forma de servir la Toronja en mitades es separar previamente los gajos y la pulpa con un cuchillo de tal manera que se puedan tomar cómodamente con una cuchara, esta es una cortesía que los comensales agradecen.
  • Espolvorear sobre ellas un poco de azúcar o de algún edulcorante puede ser grato si las Toronjas no están particularmente dulces.

Comments

comments