Manitas de Puerco a la Vinagreta

Compartir

http://www.degustar.com.mx/recetas/entradas/manitas-de-puerco-a-la-vinagreta/ Escrito en Cocina Mexicana, Destacadas, Entradas

Tags:, , , , , , , , , , , ,

Ingredientes.

  • 8 Manitas de Puerco.
  • 3 Zanahorias rebanadas en rodajas ligeramente gruesas.
  • 1 Cebolla rebanada en rodajas delgadas.
  • 4 Dientes de Ajo sin piel.
  • Algunos  “tronquitos”  de Coliflor cortados en mitades (a lo largo).
  • 1 latita de Chiles Chilpotles adobados
  • Consomé de Pollo en Polvo.
  • Sal .
  • Una taza y media de Vinagre de Manzana.
  • 1 taza de Agua purificada.
  • Aceite de Oliva
  • Orégano.

Preparación

  1. Cuece las Manitas de Puerco en una Olla Express con agua sin sal para que se suavicen más fácilmente. Te sugerimos separar las dos partes de las manitas que regularmente te venden “casi cortadas” y es importante que no se cuezan de más porque pueden desbaratarse.
  2. En un sartén o una olla donde quepan todos los ingredientes, fríe los Dientes de Ajo y las rodajas  de Cebolla hasta quedar bien cocidos (sin quemarse).
  3. Agrega  las rodajas de Zanahoria y los trozos de Coliflor para que se integren al Ajo y la Cebolla por un tiempo breve para conservar cierta consistencia.
  4. Cuando las Manitas de Puerco estén bien cocidas, desecha el agua de la olla Express y agrégalas al sartén para que se impregnen de los sabores del Ajo, la Cebolla, etc.
  5. Sazona generosamente con Aceite de Oliva, con el Consomé de Pollo en Polvo y la Sal.
  6. Agrega  una taza y media de Vinagre de Manzana  y una taza de agua.
  7. Continúa cocinándolas por 20 minutos a fuego lento integrando todos los ingredientes de vez en cuando.
  8. Agrega  los Chiles Chilpotles Adobados de acuerdo a tu gusto (quizás uno o dos solamente para darle este sabor).
  9. Dale un toque final a las Manitas de Puerco con el Orégano.
  10. Déjalas reposar por dos o tres horas antes de servirlas o bien prepáralas el día anterior.

Sugerencias D’gustar.

  • Si dejas reposar las Manitas de Puerco o si las sirves al día siguiente, su sabor va ser muy superior al que tendrían si las sirven recién preparadas.
  • Si las sirves al día siguiente, se van a aglutinar como si fuera una gelatina. Bastará con que calientes un poco el platillo para que se separen fácilmente.
  • Sírvelas sólo ligeramente calientes.
  • Acompáñalas con pan recién horneado.

Comments

comments